• facebook-ico
  • twitter-ico
  • googleplus-ico
  • linkedin-ico
  • youtube-ico
  • instagram-ico
  • pinterest-ico
977 323 470

Cómo pintar una puerta de garaje

La puerta de nuestro garaje es uno de los elementos externos de nuestra vivienda que si no cuidamos lo suficiente acabará por mostrar signos de deterioro en no demasiado tiempo. Por ello, para el momento cuando se desgasta o se raya, desde Obermatic queremos acercarte el método para pintar tu puerta de garaje con eficacia y buenos resultados.

En primer lugar, cabe recomendar que pienses en pintar tu puerta tanto en momentos de desgastes como cuando se pinte el exterior de nuestra vivienda de otro color, adaptando nuestra puerta a su nuevo aspecto.

Para pintar la puerta de tu garaje, es importante entender que no trata de esconder la suciedad, sino que habrá que sanear la estructura con un cepillado que elimine el óxido y las partículas sueltas, dado que, si no hacemos esto, obtendremos una costra que a la vista quedará fea.

Una vez realizado el proceso de saneamiento, aplicaremos sobre las soldaduras pintura de galvanizado en frío y una vez ésta esté seca, se aplicará una imprimación sobre la zona cepillada, para posteriormente pintar la puerta según recomiende el fabricante. Antes de realizar el proceso, podemos decapar las antiguas capas, para lo cual tendremos que lijar e imprimar la superficie, para luego pasar al cepillado. Tras acabar el proceso, limpiaremos la puerta para evitar que la pintura nueva se deteriore.