• facebook-ico
  • twitter-ico
  • googleplus-ico
  • linkedin-ico
  • youtube-ico
  • instagram-ico
  • pinterest-ico
977 323 470

Mantenimiento de las puertas automáticas en verano

La llegada de las altas temperaturas te exige tomar ciertas medidas para optimizar el funcionamiento de tus puertas automáticas de garaje. La temperatura afecta a todos los componentes de las puertas y por ello es necesario tomar algunas precauciones para que funcione de forma correcta.


Algunas de las medidas que te proponemos son estas:

1 – Lubrica las partes móviles de la puerta automática

Con un trapo limpio, sanea las zonas sensibles de la puerta y lubrícalas con 3 en 1 o un producto similar de los que no dejan grasa pegada. Las zonas sobre las que debes de poner más atención son las bisagras, rodillos metálicos y pista.

2 – Motor recalentado

Es posible que el motor de tu puerta deje de funcionar por las altas temperaturas. Esto se debe a que, por un termostato que controla la temperatura, salta al llegar a un número concreto de grados centígrados para evitar el sobrecalentamiento. La solución es esperar a que el motor se enfríe o intentar acelerar el proceso mediante ventiladores para que baje la temperatura.

3 – Pintado de la puerta

Es importante que si vas a pintar la puerta lo hagas fuera de las horas centrales de día y evitarlo cuando el sol incida directamente sobre la superficie. Con ello evitarás que la pintura se resquebraje y no agarre con la suficiente dureza.

4 – Dilatación de materiales.

El calor provoca dilatación de los materiales. Si la puerta deja de funcionar, escuchas ruidos extraños u observas cualquier otra anomalía ponte en contacto con nuestro servicio técnico de Obermatic. Acudiremos en el menor tiempo posible para solucionar el problema.