El funcionamiento de las puertas automáticas de cristal

Aunque las creas más "frágiles" los sistemas de las puertas automáticas de cristal están conformados por sólidos componentes electrónicos que son capaces de detectar movimiento y para facilitar el funcionamiento en sí de la puerta.

¿Su finalidad?  No es otra que la de gestionar el peso y la fricción que pueda tener el cristal. De esta manera, se asegura que las partes se cierren y abran, suave y ligeramente.

A lo anterior citado se suma un motor muy silencioso que incorpora un electro freno. Lo más beneficioso para los usuarios de estas puertas es el bajo consumo de energía. En términos de coste, tiene un amplio ahorro energético, comparado con otros motores.

¿Más sobre sus beneficios?

  • En verano o invierno, el cristal es un buen aislante, por tanto asegura que el interior se mantenga en una temperatura agradable.
  • La vista de tu empresa cambia notoriamente. Si decides colocarlas, la imagen de tu negocio será muy distinto. El cristal deja un hilo de elegancia que muy pocos tipos de decoraciones pueden imitar.
  • No necesitas tener una persona encargada de la entrada. En casos como los hoteles, antes había un empleado que tenía el objetivo de abrir la puerta ante cada cliente que se acercaba. De esta manera, esa función no es necesaria. Un sensor hará todo el trabajo que requieres.
0 0
Feed

Dejar un comentario