¿Qué hago si me quedo encerrado en mi garaje?

Las puertas automáticas, como todo en la vida, también sufren averías. Imagina que, a primera hora de la mañana, te dispones a sacar el coche de tu garaje para ir a trabajar y la puerta no se abre por más que pulses el mando. ¿Qué debes hacer? ¿Cómo deberías actuar? En Obermatic vamos a darte la solución a como debes actuar ante un problema similar.

Las puertas automáticas, como todo en la vida, también sufren averías. Imagina que, a primera hora de la mañana, te dispones a sacar el coche de tu garaje para ir a trabajar y la puerta no se abre por más que pulses el mando. ¿Qué debes hacer? ¿Cómo deberías actuar? En Obermatic vamos a darte la solución a como debes actuar ante un problema similar.


En primer lugar debes mantener la calma y no perder los estribos. Bájate del coche y comprueba que no haya ningún elemento que esté bloqueando u obstaculizando el rayo del sensor, quizás también puede estar demasiado sucio o lleno de polvo. Puede que por ese motivo no recoja la señal y la puerta no se abra.


Si tras revisar esto, continua el problema y no sabes cómo proceder, a continuación, debes contactar cuanto antes con el servicio técnico de la empresa de puertas automáticas encargada de su instalación y mantenimiento. Estos profesionales sabrán aconsejarte y lo primero que te dirán es que no la fuerces de ninguna de las maneras, porque podrías destrozar el mecanismo y causar un problema aún mayor.


Otra de las cuestiones a tener en cuenta es cerciorarte de que no se haya ido la luz en el edificio y por tanto no haya suministro eléctrico. Además en caso de que sea una puerta que funcione con un código, que hayas introducido el correcto. Puede ser también que haya algún cable en mal estado que esté provocando la avería.


Si tienes mucha prisa, lo que puedes hacer es desbloquear la puerta para poder abrirla manualmente sin causarle daños. La mayoría de los modelos actuales incorporan una cadena o un cable que conecta con el mecanismo y, al tirar, este se desbloquea automáticamente. Otros permiten soltar las tuercas de sus brazos para liberar el engranaje.


En cualquier caso, para que este problema no aparezca lo mejor es que lleves a cabo un mantenimiento periódico. Contacta con Obermatic si necesitas a nuestros profesionales de la reparación de estas puertas. Resolveremos tu problema.

0 0
Feed

Dejar un comentario